Este post podría llevar muchos títulos: “¿Es posible llorar de emoción cuando uno prueba una comida deliciosa?”, u “Orgasmos gastronómicos:¿mito o realidad?”, o “No me hablen, estoy comiendo en La Birra”. Cualquier título, sin embargo, se queda corto.

Recién llegada de USA, donde comí al menos 10 burgers distintas, me encontré para mi sorpresa con la mejor hamburguesa de mi vida… ¡EN BOEDO!

(more…)