El título de esta receta no miente. ¡Son las mejores galletitas de maní que existen! Hacen pasar vergüenza a cualquier cookie comercial y son increíbles para comer en cualquier momento, hasta con una cucharada de helado para servir como postre. Tienen un ingrediente secreto que NADIE que las coma va adivinar, salvo que vos les digas. Simplemente dirán: “¡Pero qué rico! ¿Qué tienen?”. Probalas antes de decir “¡¿¡Qué!?!”.

 2

Antes que nada, no: no estoy loca. No me equivoqué. No se me traspapeló un ingrediente de otra receta. Estas galletitas llevan PAPAS FRITAS DE PAQUETE. Y son la razón por la cual reciben tantos elogios. Lo salado de la papas solo va a potenciar el dulzor de las galletitas sumado al sabor intenso del maní tenés un bocado de los dioses. Si alguna vez comiste salted caramel, entendés el concepto. Haceme caso y animate. No te vas a arrepentir.

 IMG_4048

Ingredientes

100 gr de manteca
200 gr. de azúcar rubia o integral
2 huevos
200 gr. de harina leudante
1 cdta. de bicarbonato
100 gr. de manteca de maní (preferentemente, la que tiene pedacitos de maní)
1 cdta. de esencia de vainilla natural
50 gr. de papas fritas naturales (las comunes, sin saborizar)
puñado de maní pelado crudo con piel
100 gr. de chocolate semiaamargo
 IMG_4038
 

Preparación

Precalentar el horno a 180°. Cremar la manteca blanca con el azúcar. (Cremar: trabajar la manteca con el azúcar hasta conseguir la consistencia de una crema; aumenta en volumen y el azúcar se disuelve). Agregar los huevos de a uno con la esencia de vainilla. Añadir la harina y el bicarbonato hasta que se forme una masa. Incorporar la manteca de maní. Romper con las manos las papas fritas en trozos pequeños pero irregulares y agregarlas a la masa. Tapar con papel film y dejar en la heladera hasta que tome consistencia, por lo menos 20 minutos. Si tenés una placa para horno en la que no se pega nada, obviá el siguiente paso. Forrar una placa de horno con papel manteca y pintarla con aceite –apenas- o con rocío vegetal. Armar bolitas con la masa y colocarlas separadas en la placa, con al menos 3 cm de distancia una de otras porque se van a expandir. Colocar algunos maníes en la parte superior de cada bolita. Hornear por 12 minutos, o hasta que se doren por completo. En caliente, despegar las galletitas de la placa y dejarlas enfriar en una rejilla. Derretir el chocolate (a baño maría o en el microondas, como prefieras) con cuidado de que no se queme y salsear irregularmente las galletitas ya frías. Esperar a que el chocolate se endurezca antes de consumirlas.

 IMG_4139

*Toda la mantelería es gentileza de Ay Fidela! www.ayfidela.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *