Una receta para despedirte de los últimos fríos, suculenta y más simple de lo que imaginás. Los sirvo gratinados y con tomate natural, como me gusta comerlos a mí, pero tenés la libertad de salsearlos con lo que más te guste; lo que sí, los canelones ya tienen bastante personalidad así que procurá que la salsa no compita con el sabor del relleno. Podés tener todo listo en la heladera uno o dos días antes de la reunión y ese día solo armarlos. ¡Un éxito para un almuerzo familiar!

1

Ingredientes (4 personas)

1 kg de ossobuco
1 bolsa para horno Knorr sabor hierbas y ají
3 cebollas medianas
1 paquete de espinaca
200 gr de queso pategrás rallado grueso
1 pote de crema pequeño
sal, pimienta y nuez moscada
8 panqueques (se compran en cualquier casa de pastas frescas)
Opcional salsa: 1 kg tomates maduros, 2 dientes de ajo.

_MG_4271

Preparación

Encender el horno a 180 grados. En la bolsa para horno disponer el ossobuco, las cebollas cortadas en pluma no muy fina, el saborizante y media taza de agua. Cerrar con el precinto y llevar al horno por espacio de 2 horas. Retirar, y con cuidado, colocar el contenido de la bolsa en un bol grande, con todos sus jugos. Dejar enfríar por completo.

_MG_4280

Lavar la espinaca y remover los tallos. En una olla, de fondo grueso preferentemente, colocar una cucharada de aceite y las hojas de espinaca. Tapar y a los 2 minutos, con ayuda de dos cucharas largas o unas pinzas, dar vuelta las espinacas y tapar nuevamente. Vas a notar que se reducen bastante. Repetir el proceso de dar vuelta las espinacas nuevamente trascurridos otros 2 minutos. Retirar y colocar sobre un colador para eliminar el exceso de líquido. Si la olla no es muy grande este procedimiento se puede hacer en 2 o 3 tandas.

_MG_4391

Descartar todos los huesos de la carne, pero asegurándose de que quede en el bol el tuétano (o caracú, lo de adentro del hueso que se habrá cocinado y será una especie de manteca deliciosa). Con las manos MUY limpias desmenuzar la carne hasta que se formen hilos, y desechar cualquier trozo de grasa visible y tejido conectivo que pudiese haber. Incorporarle la espinaca ya escurrida y picada groseramente, 3/4 del pategrás rallado, y condimentar con sal y pimienta a gusto.

_MG_4344

Armar los canelones con los panqueques. Disponer en una fuente resistente al calor, y cubrir con la crema que previamente se habrá sazonado con sal, pimienta y nuez moscada. Agregar por encima el pategrás reservado y llevar a horno fuerte hasta que la crema burbujee y la superficie esté bien dorada.

 

Opcional: mi salsa de tomates natural que es casi un secreto familiar, y es MUY simple.

Rallar los tomates, dejando la piel contra la palma de la mano al rallar (de esta forma solo rallamos la pulpa, y la piel la descartamos). Cocinar los 2 dientes de ajo picados en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Antes de que se doren, incorporar los tomates rallados con toda su agua y jugos. Apenas hierve, apagar y condimentar con sal y pimienta a gusto.

_MG_4374

2 comments on “Canelones de ternera deshilachada, queso pategrás y espinaca”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *